Fin de semana de descanso

Ayer sábado, a eso de las cuatro o cinco de la madrugada un grupo de artistas por descubrir estuvieron cantando canciones durante dos horas. Descansaban justo antes de que la paciencia se te acabase y te hacían  creer que te iban a conceder el privilegio del silencio, un bien muy escaso donde yo vivo. Aunque no estaba con la mente muy lúcida mientras trataba de exprimir al máximo la insonorización de la que me proveen mis dos almohadas (sí, mediante la técnica del sandwhich) sí que puedo recordar claramente la letra: “Madrid Madrid Madrid”. El alcohol les mantenía en modo loop y se debían de desplazar arriba y abajo de la calle. Era como una prueba de altavoces en modo surround infernal.

Hoy domingo, sobre las nueve y media de la mañana, me aguardaba otro concierto. Esta vez fue la banda sonora de “Carros de Fuego” la que se empezó a oir. Una y otra vez. Alguien se había dejado el tema en modo loop y se debía haber ido al baño. En el piso de arriba vive un macarra más afín a los chumba chumba y al ruido ensordecedor que a los delicados sonidos de instrumentos musicales así que él no podía ser la causa. Debajo de mí hay un Solmanía (una tienda para ponerte moreno, para los que no la conozcan) que abre los domingos sobre las diez. Dado que de arriba no podía provenir el ruido tenía que venir de abajo y mi teoría hasta el día de hoy era que sobre las nueve y media debían de entrar a limpiar abajo y les debía poner la banda sonora de Carros de Fuego. De hecho no es la primera vez que ocurría este extraño suceso. Cada x meses los domingos por la mañana suena Carros de Fuego. No entendía muy bien quién demonios se anima un domingo por la mañana con Carros de Fuego pero oye, el mundo es muy grande. Cuando el sueño empezaba a sentirse amenazado y daba muestras de desaparecer por completo encendí el ordenador en la oscuridad, busqué el número de telefóno de Solmanía y llamé para decir que por favor me dejasen dormir y que se pusiesen cascos. Sin embargo no lo cogía nadie. Mi mente pensó que lógicamente con el volumen al que suena Carros de Fuego no oirían nada.

Sin embargo hoy ocurría algo raro. De vez en cuando me parecía escuchar palmadas. Mi teoría de las mujeres de la limpieza limpiando el Solmanía al ritmo de Carros de Fuego no encajaba muy bien con esos aplausos y la verdad es que el nuevo instrumento de la orquesta me tenía intrigado. Me levanté y fui al salón a ver si se veía algo desde la calle. Cuando mi mente somñolienta esperaba ver a unas mujeres de la limpieza extranjeras bailando en frente del Solmanía en lugar de limpiar al son de Carros de Fuego y de unas palmadas vi esto:

dsc_7571

dsc_7574

La música la debe de poner algún simpático vecinito que les quiere animar y se asegura de que la escuchen bien.

Advertisements

¡Feliz Navidad desde Estrasburgo!

Estos días he tenido la oportunidad de pasar unos días cerca de Estrasburgo en la Alsacia, al oeste de Francia (¡muchas gracias de nuevo Cécile!). Ha hecho más frío que en Madrid y casi todos los días ha estado nublado. Cuando se veía algo de luz venía invariablemente del sur.


El río Ill a su paso por Estrasburgo. La ciudad fue atacada muy duramente durante la segunda guerra mundial así que había calles bastante anchas. Estrasburgo tiene fama de tener mucha polución por su localización geográfica pero la verdad es que no lo noté mucho, quizás la contaminación de Madrid ya ha hecho mella en mí.

 

Continue reading “¡Feliz Navidad desde Estrasburgo!”

Usabilidad en Mojácar

Tras llegar de vuelta de Japón ya comenté que estuve unos días en la playa, en el sur de España. Esta vez algunos de los electrodomésticos me llamaron la atención al compararlos inconscientemente con los de Japón y notar la diferencia de usabilidad.


La lámpara cortadedos. No hay nada mejor que levantarte en medio de la noche, subir la mano para encender la luz tirando de uno de los cordones y notar que de repente te pesa mucho menos el brazo. En el caso de encontrar el cordón antes que las aspas tienes un 50% de posibilidades de que el cordón sea el de las velocidades y no el de la luz.

 

Continue reading “Usabilidad en Mojácar”

Cosas que me han llamado la atención al volver a España

Con una semana ya en Madrid estas son algunas de las cosas que me han llamado la atención:

  • No ver kanjis por la calle.
  • Ir a una papelería a comprar unos folios y que nada más entrar oigas a una mujer en una punta gritándole a un hombre que está en la otra punta. La mujer le está reprochando al hombre haber enviado una foto de ella con muy poca ropa y no tengo muy claro exactamente en qué postura a toda su familia. Tanto el hombre como la mujer son los dueños de la tienda.
  • Pedir un monitor en una tienda “oficial” del fabricante (Samsung en este caso), que te digan que tardan dos días y que al tercer día te digan, como si fuese lo más normal del mundo, que llegará la semana que viene.
  • Ir a comprar un móvil y que te traten de vender primero el más caro con mentiras.
  • Ir al supermercado y que una mujer con voz de sargento te haga sentir como un bicho que estorba.
  • Los gritos de madrugada en las calles, todos los días de la semana.
  • Salir de casa por la noche supone analizar por qué sitios vas a ir, lo que vas a llevar encima y si es realmente imprescindible.
  • Al ir andando por la calle no tienes que preocuparte de ponerte siempre a la izquierda.
  • Los semáforos son elementos decorativos del paisaje urbano. Los peatones cruzan por cualquier lado (me incluyo) y los vehículos tienen prioridad en los pasos de patones.
  • Los coches son grandes y no parecen de juguete.
  • Puedes determinar si una persona que no conoces está enfada o alegre por el tono de la voz.
  • La gente usa manos, espalda, cabeza y cara aparte de la voz a la hora de comunicarse.
  • Las mujeres van, por lo general, enseñando pecho, no piernas.
  • Las sonrisas son un bien escaso.

De relax en el Templo de Debod

Después de estar enfrascado con tanta tecnología, tantos proyectos y tantos edificios a diario el mero hecho de entrar en contacto aunque solo sea ligeramente con la naturaleza en una soleada tarde como la que hizo el viernes es como volver a ver a un viejo amigo. Tanta luz, tanta resolución, tanto espacio abierto, ¡árboles que no están escuálidos!

Al volver a casa y encender el ordenador sentí como si volviera a una cárcel. En cuanto pueda me voy a vivir al campo o a un sitio con una representación considerable de naturaleza cerca.

Gracias por enseñarme un lugar a 12 minutos de mi casa que no conocía Al. 🙂

 

De vuelta de vacaciones en Mojácar

Anoche volví de unos días de vacaciones en Mojácar, un pueblo cerca de Almería al que suelo ir estos últimos años. Hay muchos extranjeros aunque poca gente en general. Es un lugar tranquilo e ideal para descansar unos días.

A continuación os dejo unas fotos de Mojácar Playa que es donde yo estuve. El pueblo está a 1km tierra adentro.

mojacar_playa3.jpg
¡El mar!

mojacar_desde_playa.jpg
La parte de Mojácar Playa vista desde la playa

sendero_de_la_muerte.jpg
Mojácar Playa vista desde la torre que se medio ve en la primera foto

mojacar_pueblo.jpg
Una calle de Mojácar

mojacar_pueblo4.jpg
Marta (la autora del resto de las fotos) y yo en el mirador del pueblo

Han sido unos días muy agradables aunque no nos ha hecho casi sol. En verano es una auténtica gozada.