Últimos días en el CERN

Con esta entrada doy por concluida mi aventura en el CERN. Lo que siguen son algunas imágenes que no había publicado todavía:

DSC_8208
A los pocos días de llegar me cambiaron de oficina, de una que coronaba el centro de datos a una situada en un gélido pasillo adyacente a dicho centro de datos. Al fondo puedo ver la luz..

 

DSC_8295
Algunas de las… decoraciones de las puertas de dicho pasillo.

 

DSC_8206

 

DSC_8294

 

DSC_8296
Con vuestro permiso me voy a abstener de traducirlas.

 

DSC_9113
Y este es uno de los letreros que adornaban algunas de las oficinas/salas de experimentos del CERN. Puedo dar fe de que algunas de las señoras de la limpieza, especialmente algunas de las que me vieron en ropa interior en el hostal, no son ni prudentes ni parecen entender ningún tipo de idiomas.

 

DSC_8222
El restaurante R1, a 15 segundos a pie del hostal y donde desayuné, comí y cené la mayoría de los días.

 

DSC_7749
Suizas de peso.

 

DSC_7766

Si eres un estudiante universitario y te estás pensando pasar dos o tres meses de verano trabajando te aconsejo que consideres el programa del CERN, es una experiencia única.

Un fuerte abrazo para Cveti, David, Jeremy, Jose, Pedro y Thomas 🙂

Último vistazo a Ginebra

Unos pocos días antes de marcharme definitivamente del CERN pude visitar por segunda vez Ginebra, esta vez de día, y ver algunos más de sus rincones.

DSC_9117
Una casa anónima de estilo único, algo común el barrio de edificios de organizaciones internacionales.

 

DSC_9125
La fuente delante del Palacio de Naciones Unidas (que no aparece en la foto). Parecía sacada de un anuncio de zumos: la fuente-plaza estaba llena de niños calados, sonrientes y corriendo de un lado a otro.

 

DSC_9127
Una silla que cojea (según mi madre significa que todavía hay que arreglar el mundo) también enfrente del Palacio de Naciones Unidas.

 

DSC_9132
Vista de una de las orillas del lago de Ginebra.

 

DSC_9151
Uno de los anuncios del transporte público “Ceder un asiento a una persona mayor puede alegrar una tarde”. Me encanta la forma de decir algunas cosas que tienen en este país.

 

DSC_9153
Ginebra definitivamente comparte ese aire de otro tiempo de las otras ciudades de Suiza que he podido visitar.

 

DSC_9166
Un par de mujeres musulmanas que tanto he visto este verano (y que estoy viendo estos días en EEUU). Cuando estuve en Berna vi monjes con su túnica naranja y su corte de pelo al cero con cámaras de fotos profesionales sacando fotos tranquilamente.

 

DSC_8565
Un buen ejemplo de la mentalidad suiza: educación (periódico para no estropear el asiento) sin excesiva rigidez (por ejemplo con un japonés que no consideraría apropiado poner un pie sobre una silla en un lugar público).

 

DSC_9169
Hasta la vista Ginebra, me alegro de haber podido disfrutar de tus calles y de tu gente durante estos 2 meses.

LHCb

El LHCb es uno de los detectores de colisiones del LHC. Está diseñado para detectar violaciones a uno de los modelos teóricos de física de partículas llamado CP. Dicho de otra manera: en base a los datos que tenían los científicos desarrollaron hace tiempo una teoría que explicaba “muchas cosas”. Sin embargo poco después descubrieron eventos que violaban dicha teoría. El LHCb está diseñado para estudiar más a fondo dichas violaciones así como otros eventos relacionados con la desintegración radiactiva. La última excursión que hice en el CERN fue a las oficinas de este detector, cien metros bajo tierra.

DSC_8471
Para baja a la caverna donde está el LHCb hay sensores de movimiento, detectores de radiactividad y lectores biométrico de retina como el de la imagen.

 

DSC_8488
Una parte del LHCb. Todos esos cables están ahí para poder transmitir la información de los sensores que detectan distintas propiedades de las colisiones.

 

DSC_8480
Un metro más hacia atrás.

 

DSC_8461
No se ve muy bien pero al fondo está el punto donde las colisiones tienen lugar.

 

DSC_8452
Cables, maquinaria y en cualquier momento aparecerá alguno de los monstruos de Half-Life saltando hacia nosotros.

 

DSC_8455
Otra vista del complejo.

 

DSC_8443
40 botones de apagado de emergencia y todos “Hors service” (Fuera de servicio).

 

DSC_8439
La expedición no estuvo exenta de peligros.

 

DSC_8428
Reservas de helio o nitrógeno, no recuerdo exactamente.

 

DSC_8418
Por último este experimento aunque está localizado en el mismo lugar que el LHCb no tiene nada que ver. Es máquina gira ligeramente a lo largo del día siguiendo la trayectoria del sol. Está “a la escucha” de un tipo de partículas que provienen del sol y aunque pueda parecer poco intimidante comparado con otras monstruosidades al menos un premio nobel ha salido del estudio de los datos que ha recogido (lo cual, según nuestro guía, estaba bastante bien).

Berna

Berna es la última de las ciudades de Suiza que he conocido. Aunque tiene zonas definitivamente modernas se han esmerado mucho en preservar la parte antigua. Pasear por sus calles te transporta a otros tiempos y en algunas zonas choca tanto ver un móvil o un portátil que te da la sensación de que sean verdaderos intrusos armando barullo.

DSC_8600
La calle principal del casco viejo. Si te descuidas un poco (por ejemplo parándote a hacer una foto de aquel bonito reloj) te puede pasar un tranvía por encima (o darte un buen susto al ver una máquina de cientos de toneladas abalanzándose sobre ti con un conductor en cuya cara se puede ver la calma de quien ha estado a punto de atropellar a cientos de turistas y ya no le motiva).

 

DSC_8672
Uno de los parques cercanos a uno de los abundantes edificios gubernamentales.

 

DSC_8708
Al otro lado de una de las calles principales, unos metros más abajo, se encuentra el río Aare (que también pasa por uno de los lagos de Interlaken).

 

DSC_8673
Y esto es un ejemplo de lo que cubre el gran desnivel entre el río y las calles.

 

DSC_8680
Así es cómo Papa Noel debe de ver Berna allá por diciembre. La gran sombra que se proyecta es de la torre de la catedral desde la que estoy sacando la foto, a una altura de una tercera parte del final de las escaleras…

 

DSC_8696
La mayoría de las casas de las calles principales tienen estos refugios. Supongo que se construyeron como refugio contra ataques aéreos pero tenía entendido que Suiza se mantuvo al margen en las dos grandes guerras, no sé para qué querían entonces los refugios (si alguien es tan amable de sacarme de mi ignorancia..).

 

DSC_8705
Mik después de leer un cuaderno de notas sobre la teoría de la relatividad en el salón de la casa donde Einstein vivió durante 2 años.

 

DSC_8721
Saqué la foto un instante antes de que un anciano dragón rojo asomase la cabeza al fondo.

 

DSC_8740
Tras considerarlo detenidamente decidí no incluir esta foto en la entrada sobre coches deportivos.

Berna ha sido la ciudad que más me ha gustado de Suiza, totalmente recomendable.

Interlaken

Interlaken es una pequeña ciudad en medio de las montañas suizas. También es el lugar donde más coches de lujo juntos he visto nunca. Está orientado al turismo de lujo y a los deportes (senderismo, parapente, esquí, etc). Y como su nombre indica está rodeada de lagos, en concreto da a dos lagos y en los otros dos extremos de la ciudad está protegida por montañas.

DSC_8789
Vista desde una de las montañas adyacentes.

 

DSC_8821
Un monasterio a un par de manzanas del casino.

 

DSC_8814
En esta esplanada aterrizan muchos de los parapentes que “despegan” desde lo alto de las montañas colindantes. Es una pista de aterrizaje en toda regla.

 

DSC_8796
Y sobre todo, naturaleza..

 

DSC_8791
..un montón de naturaleza.

 

DSC_8963
Para hacer la vuelta más interesante decidimos coger un barco en lugar del tren que nos trajo hasta aquí.

 

DSC_8969
Estas últimas fotos están todas sacadas desde dicho barco.

 

DSC_8943

 

DSC_8912

 

DSC_8901
El agua tenía realmente ese color, no es un efecto óptico.

Un tranquilo viaje a una tranquila ciudad donde una botella de agua de 50cl cuesta entre 5 y 6 euros.

Coches deportivos de Suiza

Antes de continuar hablando de América voy a publicar las últimas entradas que tenía pendientes de mi estancia en el CERN.

En Suiza hay gente con bastante dinero. Para no llenar el resto de entradas de fotos de coches voy a publicar una única entrada recopilación con las fotos de los coches que más me han gustado. Si alguien se sabe los modelos concretos de algunos de los coches que lo comente y actualizaré la entrada, entiendo lo justo para diferenciar marcas pero poco más.

DSC_8883
Ferrari 355 GTS/por lo que puedo ver Porsche Carrera/Porsche Cope antiguo

 

DSC_8825
Mercedes SLK Compressor

 

DSC_8830
Porsche 911 algo antiguo

 

DSC_8832
Porsche Booster Cabrio o 911 Cabriolet

 

DSC_8831
Porsche 911 Turbo

 

DSC_8834
F

 

DSC_8835
Porsche 911 S

 

DSC_8837
H

 

DSC_8841
I

 

DSC_8846
J

 

DSC_8852
Porsche Booster

 

DSC_8858
L

 

DSC_8862
M

 

DSC_8864
N

 

DSC_9052
O

 

DSC_9078
Wiesmann Roadster

 

DSC_9162
BMW Z2

 

DSC_8873
R

Lucerna

Este fin de semana he estado de visita en Lucerna, una ciudad situada en el centro de Suiza a pocos kilómetros de Zurich. Con cerca de 60,000 habitantes es bastante pequeña y se puede ver en un día.

DSC_9009
Lucerna desde una torre de las antiguas murallas que bordean la ciudad antigua.

 

DSC_9002
Así son muchas de las calles de la ciudad vieja.

 

DSC_9071
Ya cerca del lago que bordea con la ciudad una gaviota supervisa la zona.

 

DSC_9051
La zona más turística de la ciudad se encuentra alrededor de la lengua del lago que se adentra en la ciudad.

 

DSC_9050
Los puentes que cruzan dicha lengua están decorados cada 5 metros con cuadros como el que se ve aquí. Uno de los puentes tiene como temática la muerte y el otro escenas del medievo.

 

DSC_9027
Otra panorámica de Lucerna con el lago bordeando las montañas.

 

DSC_9025
De la muralla solo se conserva una parte pero se conserva bien.

 

DSC_9021

 

DSC_9082

Si os pasáis por Suiza os recomiendo visitarla.